El Código de Aguas es el texto legal vigente que regula las aguas terrestres. Sus artículos o disposiciones pueden ser clasificados atendiendo a su naturaleza en normas sustantivas, procesales y administrativas.

Las normas sustantivas, o sea aquellas que establecen y definen derechos y obligaciones sobre las aguas ya sea entre los particulares entre sí o entre éstos y el Estado, se encuentran contenidos principalmente en el Libro Primero y en parte del Libro Segundo. Estas son las que definen y regulan el derecho real de aprovechamiento de aguas (separado de la tierra), las servidumbres necesarias para el ejercicio del derecho, el sistema de administración de las aguas por las organizaciones de usuarios (comunidades de aguas, asociaciones de canalistas y juntas de vigilancia) y el régimen de propiedad inscrito aplicable a los derechos de aprovechamiento.

Las disposiciones de carácter procesal se encuentran en el Libro Segundo, que establece como regla general en materia de juicios de aguas, el procedimiento sumario y el amparo judicial. También pueden indicarse como normas procesales aquéllas que dicen relación con la formación judicial de las organizaciones de usuarios. Las disposiciones administrativas se refieren a la actividad de la Dirección General de Aguas, que interviene en las diversas materias consideradas por las normas sustantivas que se encuentran diseminadas a través del Código de Aguas. Podemos señalar entre ellas las autorizaciones, permisos y concesiones que constituyen las funciones propias del quehacer de dicho organismo público, las que se encuentran principalmente en el Libro Segundo.

Dado que el Código de Aguas entrega las normas necesarias para mejorar la eficiencia del uso del agua, a través de las organizaciones de usuarios, es preciso que los profesionales técnicos y usuarios tengan los conocimientos básicos para ayudar al funcionamiento óptimo de éstas. Este Código crea y releva la importancia de las comunidades de aguas, organizaciones que se han legalizado en un gran número en el país (3.200) por iniciativa de la Dirección General de Aguas. Ahora requieren de capacitación para lograr los objetivos que se proponen.

Abrir chat
1
Hola
¿En qué te podemos ayudar?
Powered by